El valor de la actitud

Para la logoterapia, escuela de psicoterapia vienesa fundada por el Dr. Viktor Frankl, existen tres categorías de valores: el valor de creación, el de experiencia y el de actitud.

Los valores de creación comprenden el universo de lo que nosotros damos al mundo, a traves de nuestras acciones concretas. Los valores de experiencia se refieren a lo que experimentamos del mundo, es decir, lo que recibimos.

Los valores de actitud son considerados superiores a los otros dos. Principalmente porque se refieren a cuando no estamos en condiciones de dar ni de recibir. El valor de la actitud consiste en elegir libremente la actitud que ejerceré ante una situación que no puedo cambiar.

Son muy importantes porque tienen la capacidad de dar sentido a nuestras vidas en situaciones límite o inevitables. Son además, la expresión de nuestra capacidad espiritual. Son en los que la libertad se ejerce plenamente. Y además encierran un gran potencial de crecimiento.

Estos valores deben activarse ante lo que la logoterapia llama “la triada trágica” que consiste en el sufrimiento, la culpa y la muerte. Todos los seres humanos sufrimos en un momento u otro. Todos nos equivocamos y de ahí se desprende la culpa. Y todos estamos expuestos a la muerte.

La logoterapia propone el “optimismo trágico” que consiste en ejercer el valor de la actitud ante cada elemento de la triada trágica.

Ante el sufrimiento: yo puedo decidir seguir sufriendo o parar el sufrimiento. Yo puedo elegir hasta donde permito que el dolor sea más grande que yo. Yo puedo elegir transformar ese sufrimiento en algo mejor: crecer. ¿Cómo?: tomando decisiones desde el alma, desde el corazón. ¿Hay algo que pueda hacer para ayudarme a sufrir menos? ¿Qué puedo aprender de éste dolor?, ¿Puedo crecer?

En ocasiones yo le he llamado al sufrimiento “pastillas de ubicatex”. El sufrimiento nos ubica, nos acomoda, nos enseña las prioridades, y sí lo permitimos, nos hace ser mejores personas.

Ante la culpa: de nada me sirve sentirme culpable sí no tomo decisiones. La culpa nos invita a la acción responsable. Me equivoqué, decidí mal y ahora siento culpa. Puedo repararla. Puedo pedir perdón y empezar de nuevo. Puedo aprender una nueva manera de no hacer las cosas. Muchas veces nos instalamos en la culpa en lugar de ejercer acciones responsables. No hay una guía para actuar en cada momento. Nos vamos haciendo, vamos aprendiendo, y el aprendizaje cuesta. Pero no debemos instalarnos en la culpa. Debemos hacer lo mejor que podamos para reparar el daño, aprendernos la lección y seguir adelante. El que se culpa, se castiga. Y por otro lado, que bueno que tengamos ese sensor llamado culpa, porque así sabemos qué debemos hacer y qué no. Cuando actuamos en concordancia con nuestros sentimientos y valores no sentimos culpa. Sentimos culpa cuando actuamos sin reflexionar, sin pensar, sin tener claras las prioridades de nuestra vida.

Ante la muerte: la idea de nuestra muerte puede salvarnos la vida. Sí hacemos conciencia de que no somos eternos, entonces nos apuramos a actuar mejor. La muerte le da pleno sentido a la existencia. Sí aceptamos que nuestro tiempo está limitado comenzamos a disfrutarlo, a emplearlo adecuadamente.

Para superar las condiciones de sufrimiento, de culpa y de muerte, necesitamos hacer uso de ese don maravilloso que tenemos y que es justo lo que nos humaniza: la libertad de elegir nuestra actitud.

Puedo seguirme lamentando: esa será la fórmula perfecta para alejar de mí a las personas. Todos huimos de quién se queja. Nos cansa, nos agobia.

No te quejes o hazlo por un breve momento, y sólo con personas de extrema confianza. Y después de lamentarte, decide: ¿qué actitud puedo tomar en ésta situación concreta?

No podemos permitir que el sufrimiento nos rebase, que sea más que nosotros. Y eso depende exclusivamente, de nosotros. Nadie puede vivir por mi, nadie puede sufrir por mi y nadie puede elegir la actitud ante la situación por mi.

Soy la única responsable de mi vida.

Un comentario en “El valor de la actitud

  1. Rocio: Maravilloso esto que acabo de leer!!!!!!!!!!!
    Muchas gracias me ha ayudado mucho, como todo lo que escribes!!!!!!
    Besos
    Roxana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s