Guía breve para sobrevivir las fiestas

Regalos, comidas, familia, compromisos, amistades, emociones, amor, dolor: todo eso y más se hace presente en las fiestas de ésta época.

Las flores de nochebuena y los árboles con luces parecen indicar que todo es amor, paz y felicidad.

Para unos, hay mucho que celebrar. Para otros no. Para algunos las fiestas son un recordatorio de lo que se ha perdido en éste año: un amor, la salud, un trabajo, el ser amado, un matrimonio, un proyecto de vida.

Para muchos no es fácil. La publicidad puede hacernos sentir rarísimos sí no estamos felices. O si estamos solos. O si recién nos separamos. O si se nos ha ido un ser querido. Se supone que debemos disfrutar.

He aquí una breve guía por si te está costando trabajo “ser feliz en éstas fiestas”:

1. Despójate de expectativas: recuerda que sí siembras expectativas cosechas frustraciones. Puede que cuando des ese regalo que tanto te costó quién lo reciba no lo agradezca o hasta te ponga una mala cara. Puede ser que aunque estés cocinando durante horas y estés agotada para recibir a la familia haya quiénes critiquen tu mesa, tus platillos, tu casa, tu arreglo personal o tu vida.

2. Las celebraciones propician las catarsis: habrá personas que se intoxiquen con alcohol y aprovechen para sacar a flote su frustración, su envidia o sus rencores largamente acariciados. Habrá drama en la cena, reclamos, expresiones de coraje. No va a ser fácil para muchos. Así que si eres la anfitriona ten el plan A, el plan B y hasta el plan C. Plan A: cuando empiece la catarsis cierra tus oídos y propón un brindis por cualquier cosa que no sea familiar (los osos, los cuentos de hadas, las obras de arte). Plan B: vete a la cocina o al baño y respira profundo, cuenta hasta 10, no te enganches y regresa a la reunión cómo sí nada. Plan C: finge un ataque masivo de caspa!

3. No gastes de más: ni tiempo, ni energía, ni dinero. Nadie lo va a apreciar y tu te sentirás muy triste y muy mal. Piensa en los prediales, las cuentas de gas y luz, cada vez que pienses en comprar un regalo acuérdate que viene Enero y decidete por regalar amor, paciencia, escucha, cariño o nada.

4. Sí estás recién separada, divorciada, dejada, abandonada o algo que se le parezca: organiza una fiesta con personas que estén igual que tú: huye de las familias felices, de las parejas perfectas y mejor dale amor a los que están en situaciones similares a las tuyas.

5. Compra un sólo regalo: algo cómodo para reparar los daños de las fiestas: unas pantuflas, una cama, un masaje o cualquier cosa que sea para tí!!!

6. Evita ponerte sentimental: piensa que las fiestas pasan, la vida sigue y afortunadamente son sólo dos o tres cenas o comidas: créeme, vas a sobrevivir.

7. Si puedes o sí tu familia o tus amistades son perfectas y tu eres la única imperfecta, de plano huye: ¿una cueva?, ¿una playa?, ¿un centro de meditación? ¿la casa del perro?

8. Celebra la vida. Todo el dolor pasa. Todo lo que crees que es malo son bendiciones disfrazadas. Todo tiene un sentido. No dejes que las luces navideñas amplifiquen el dolor. Celebra que estás viva. Celebra que te inviten. Celebra invitar.

9. Cuida de tí, se amable contigo, no te desgastes.

10. Escríbeme un comentario divertido que ayude a los solitarios, los imperfectos, los tristes y los desesperados a sobrevivir!!!

Mi amor, mi abrazo y mis mejores deseos!

14 comentarios en “Guía breve para sobrevivir las fiestas

  1. Excelentes recomendaciones, siento que llegó la luz de Navidad y Año Nuevo a mi corazón y mi alma, El mejor regalo de Navidad, Muchas gracias Rocio, y miles de felicidades con mucho cariño.

  2. Para los que perdimos a alguien muy amado en estas fechas, es bueno agradecer lo que nos dejaron, el haberlos tenido etc… para los que han pasado divorcios, o han sido dejados, hay que agradecer lo que ya no tienen… no tienen que aguantar habitos extranos, comentarios de esos que te ponen el pelo de punta, lavar calzones flameados, jeje… Siempre, siempre hay mucho que agradecer….

  3. Rocío
    Yo tengo una técnica muy efectiva que aplico todos los años cuando se acercan las fiestas decembrinas, y que el primer año descubrí sin querer. Consiste en buscar el libro que tenga las mejores reseñas, que sea un súper Best seller, y de preferencia de mas de mil paginas. Lo empiezo a leer el primero de diciembre y cada vez que esa vocecita me dice: “tienes que comprar” me pongo a leer y se me van las horas. Luego, esa vocecita me dice “hay una comidia

  4. Continuación….
    Bueno así cuando voy a una comida me quedo solo un rato, mi señal para irme a seguir leyendo es cuando empiecen las criticas, a veces me salgo a los diez minutos! Y siempre me he dado cuenta de que no pasa nada si no compraste, si no fuiste a todas las reuniones que te invitaron, si tu único adorno en una linda nochebuena. Este año estoy leyendo Un mundo Sin Fin de Ken Follet, 1178 paginas, que delicia!!

  5. En mi lista de compras de ultima hora, ya estan contempladas: “La casa del perro” donde habra tanta gente queriendose meter que tendremos k hacer cola. El atuendo perfecto para que el masivo “ataque de caspa” sea de lo mas obvio, y por supuesto mi discurso coloquial largo y abundante sobre los “Osos” a la hora del brindis.!!!!!! Te adoro.!!!
    Beatrix

  6. Gracias, como siempre me da alegria, me permite saber que estoy viva y perfectamente anormal . Sabias observaciones llenas de ilusiones para mi vida. Me ayudan mucho en estas vacaciones que estoy pasando con mi familia . Que Dios te siga llenando de bendiciones, con cariño: lulu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s