Una relación definitiva: la madre

Sócrates decía que la muerte acaba con la vida, no con una relación. Y así sucede con la madre. A todas las personas que hoy añoran con nostalgia a su madre, porque ha fallecido, quiero asegurarles que su madre está con ustedes. Una madre jamás se va.

Todos nosotros somos 50% nuestra madre y 50% nuestro padre. Una de nuestras relaciones más largas, más definitiva, que más impacta nuestra personalidad y nuestra vida es nuestra madre. Debemos reconocerlo y honrarla.

Hay madres que hoy sienten que no tienen nada que celebrar: han perdido a un hijo. Hay madres abusadas, violentadas, tristes. Hay madres enfermas preocupadas porque pronto se irán de este mundo y quieren seguir cuidando a sus hijos. Hay madres ancianas cuyos hijos no las visitan. Madres que se han equivocado mucho durante la infancia de sus hijos y ahora que son adultos se arrepienten.
Madres de hijos especiales que jamás descansan. Madres divorciadas, solteras, que, estoy segura, echan mano de sus mejores recursos para cuidar de sus hijos.
Madres-niñas que no han crecido y necesitan que sus hijos las cuiden. Madres que decidieron dejar de serlo y hoy se preguntan la validez de su decisión. Madres sin dinero, que trabajan muchísimas horas al día para ayudar a sus hijos. Madres enojadas porque la sociedad no las apoya. Y también hay madres felices, que son tan maravillosas como todas las demás.

Todas las mujeres somos madres, aunque no hayamos concebido un hijo de carne y hueso. Porque cuidamos, guiamos, orientamos, nos hacemos cargo de otros, en muchos sentidos.

Todos somos hijos de una mujer, que simple, y milagrosamente, nos ayudó a llegar a este mundo. Todos debemos honrar a nuestras madres y tomar la fuerza de ellas.

Hoy, mi respeto y reconocimiento a todas las madres. Querámonos mucho más. Seamos nuestras propias madres y cuidemos de nosotras mismas. Seamos, como regalo especial, más buenas con nosotras mismas.

A mis amigas que me han cuidado, a las mujeres que admiro y que son un poco mis “madres emocionales”: mi amor.

Y muy especialmente a mi hermosa madre: mi amor y agradecimiento infinito.

5 comentarios en “Una relación definitiva: la madre

  1. Lourdes Sánchez

    Que hermoso Rocio y que sabio, recibe un fuerte abrazo y muuuy feliz de las madres, que Dios te diga colmando de Bendicones

  2. Que Dios te colme de bendiciones.
    Que nos sigas guiando en este aprender a desaprender lo que no nos ha servido, y asi podamos servir mejor.
    Gracias, por estar, por ser y por enseñarnos a expandir nuestros horizontes en este camino.
    Un abrazo con mucho cariño
    Beatrix

  3. Mi Rocío, mi hija querida: bellísimo mensaje a las madres. Me encanta tu idea de que también sin hijos, se es madre. No olvidaste a ninguna y lo que me dices a mi me conmueve y me remite al momento en el que me avisaron que había tenido una niña y que me prometí, hacerla siempre feliz… Te amo y estoy muy orgullosa de ti, de la maravillosa mujer que eres y de tu capacidad infinita de ayuda y de sabiduría hacia todas las personas que se acercan a ti.

  4. Que hermoso mensaje para todas las madres, me uno a tu pensamiento y honro a todas las mujeres por el sólo hecho de poder serlo.

  5. Elena García Massad

    Gracias este artículo me gusto y me hizo ver la maternidad de otra
    forma disfrutar cada etapa y ser feliz de tener a muchas mujeres que
    han dejado huella en mí porque de una u otra forma han sido también
    madres para mí, te incluyo con cariño.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s