El abuso verbal

El abuso verbal es una de las prácticas más frecuentes y que solemos minimizar o negar. Insultamos, devaluamos, descalificamos, lastimamos y sí el otro se queja o reclama le decimos “pero que sentido eres” o “yo no lo dije así” o “tú todo te lo tomas muy en serio”…

Con nuestras palabras construimos realidades y también destruimos relaciones. No te preguntes porque estás solo o porque tus hijos no quieren estar contigo o tus hermanos han decidido no buscarte más. Analiza las palabras que has utilizado para relacionarte. Revisa tus discursos y sólo después juzga el comportamiento de los otros.

Abusamos emocionalmente del otro cuando lo ponemos en ridículo, cuando hacemos señalamientos sobre su apariencia física, cuando devaluamos las cosas que hace. Todos tenemos un corazón y todos necesitamos ser queridos. La agresión es un componente de toda relación pero debemos saber expresar lo que nos molesta o nos duele del otro de modo amable, a tiempo, “envuelto para regalo” y no permitir que se acumulen resentimientos y enojos que nos hacen ser abusadores verbales.

Es más fácil perdonar al otro que a nosotros mismos: en ocasiones nos cuesta mucho perdonarnos por haber permitido el abuso y en otras nos duele mucho haber sido agresivos con personas que queremos. Solemos abusar de los niños pensando que no se dan cuenta o que sienten menos que los adultos. Solemos abusar de los más débiles. Cuidado: lastimando al otro lo que haces, fundamentalmente, es lastimarte a ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s