Redes de apoyo: antídoto para el dolor

Construir redes de apoyo es fundamental en la vida. Cada persona que conoces puede ser, en un momento dado, parte de tu red de apoyo. Puede ser que tenga una palabra, un contacto, un conocimiento que te sea favorable.

La vida puede ponerse difícil en algunos momentos: una separación, la muerte de un ser querido, la pérdida de un trabajo o simplemente el cansancio de llevar a cabo las tareas cotidianas nos pueden hacer sentir tristes, agobiados, solos.

Y entonces recibir una llamada, una invitación, una atención de alguien que te quiere, que cree en ti, que te respeta o que te admira suele ser esa fuente de energía que tanta falta hacía.

Es tú responsabilidad ir tejiendo esa red. ¿Cómo? Siendo tú ese apoyo, ese estímulo para el otro. Nada se pierde. Toda atención y cuidado para el otro te será correspondido en su momento. No levantes muros con tu agresión o con tu indiferencia o arrogancia. Mejor construye puentes que te acerquen a los demás: no sabes cuando podrás necesitarlos.

Un comentario en “Redes de apoyo: antídoto para el dolor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s