¿Suerte o resultado el esfuerzo?

Las personas que rebosan de envidia suelen exclamar cuando observan tu bienestar: ¡pero que suerte tienes! atribuyéndole a la fortuna lo que sólo puede ser imputable al esfuerzo constante.
Suerte es cuando la oportunidad y la preparación se encuentran.
Suerte es saber reconocer los errores y disponerse a corregirlos.
Suerte es ser humilde para admitir cuanto nos hace falta mejorar.
Suerte es tener la habilidad para reconocer la oportunidad en las circunstancias.
Actuar bien suele derivar en bienestar.
Hacer que las cosas sucedan. Actuar.
Pensar en las mejores opciones y ejercer la libertad de elección para llevarlas a cabo.
Esforzarse cada día en el logro de las metas que te has fijado. Si, es una suerte saber que el esfuerzo resulta en lo que los ignorantes y los envidiosos llaman mera suerte.

Publicado por Rocio Arocha

Dedico mi vida profesional al psicoanálisis individual y de pareja. Soy docente en las Maestrías en Psicoterapia General y de Niños y Adolescentes en la Asociación Psicoanálitica Mexicana y soy candidata a Doctora por la misma institución.

Un comentario en “¿Suerte o resultado el esfuerzo?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: