Lo bueno que hay en ti

Solemos reparar con especial atención en nuestros defectos. Nos es más fácil reconocer lo bueno en los demás que en nosotros. Sí en un día tenemos muchos aciertos y un error, nos fijamos demasiado en ese error y nos criticamos duramente por ello.

Cuando alguien nos critica, nos obsesionamos con ello. Y si nos hacen un elogio, lo minimizamos. Esto es perjudicial para nuestra autoestima.

Un modo para reconocer tus cualidades es intentar verte a través de la mirada de los que te quieren, por ejemplo tus amigos. ¿Porqué están contigo? Seguro es porque ven muchas cosas buenas en ti.

Otro modo útil es hacer una lista, lo más realista posible, de tus virtudes. Y decirte: “casi siempre soy honesto  (o amable o cariñoso o confiable) ” o cualquiera de las cualidades que hayas anotado en la lista y repetir para ti esa frase. Esto te ayudará a tener mayor conciencia de lo bueno que hay en ti. ¡Vale la pena hacer el ejercicio!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s