La violencia y el reconocimiento

Una de las formas de la violencia es cuando la otra persona no es capaz de reconocer lo que sentimos.

Por ejemplo, en un conflicto entre dos personas: una explica lo que sintió ante cierto comportamiento del otro y ese otro te dice: “estás loca” o “eso no pasó” o “no es cierto” y entonces te sientes triste, defraudada, violentada.

No reconocer lo que el otro piensa o siente es un abuso emocional grave.

Todos necesitamos que al menos una persona nos escuche y reconozca la validez de nuestras percepciones. Es terrible que nos devalúen de ese modo. Hagamos un esfuerzo por escuchar el punto de vista del otro. Reconocer el daño que yo hice y que el otro reconozca el daño que hizo es indispensable cuando se desea reparar una relación.

A %d blogueros les gusta esto: