Un nuevo año

Estamos a uno días de iniciar el 2020. Es inevitable ante estos cierres e inicios de ciclos hacer un balance. Revisamos lo que conseguimos este año y también nos lamentamos antes las pérdidas sufridas.  Para algunos, este año marca una raya en el agua por alguna circunstancia especialmente compleja. Para otros puede ser que este haya sido un año de particular crecimiento.

Considero que lo fundamental es seguir esforzándonos por hacer de nuestra vida una bella obra de arte. Integrar el dolor, aprender de los que nos rodean, cultivar la virtudes que nos ayudan a ser mejores: prudencia, integridad, honestidad, disciplina y esperanza.

Plantearnos metas y tener proyectos estimulantes a futuro, considerar que cada día es una nueva oportunidad para reflexionar, reparar los daños, mejorar nuestras actitudes y crecer. Mientras tengamos vida nos conviene dar nuestro mejor esfuerzo y apreciar profundamente el privilegio de estar en este mundo.

Por mi parte: gracias a quienes me leen, me escuchan, me escriben y me quieren. Son muy importantes para mí y quiero seguir presente. Con todo.