Suicidio

Una solución permanente para un problema temporal.

Lamentablemente cuando se toman decisiones de suicidio, se hace pensando que el dolor que estamos experimentando en ese momento va a quedarse en nosotros para siempre. Y el dolor que se siente es enorme, profundo, intolerable. Y en ocasiones, es de suponerse que es desde ahí desde donde se toman decisiones que no tienen forma de revertirse, de reparar.  Si se habla, si se analiza, si se elabora, se va a acomodando, va doliendo un poco menos. Hablar es desahogar, es acomodar. Es encontrar que otros también han pasado por momentos difíciles y los han superado.

Es importante que pensemos en qué todo pasa. Eso que hoy me parece terrible y definitivo va a pasar. Un día me va a dejar de doler. Y también es fundamental pedir ayuda. No podemos creer que solos podemos con esto. Si alguien te habla sobre sus ideaciones suicidas debes comentarlo con profesionales. Es una irresponsabilidad no hacerlo.  Para eso existe, entre otras cosas, la ayuda profesional de psiquiatras y psicoterapeutas.

Escucha el programa “Dialogando con mis psicoanalistas este próximo sábado 5 de octubre en el 98.5 de FM. En Radio El Heraldo. De 11 a 12 pm.  Profundizaremos en el tema del suicidio. Te espero.