¿Mereces más de la vida?

Solemos creer que no merecemos el bienestar. Que tenemos que castigarnos, sufrir, padecer, luchar demasiado o compensar a los demás si es que nos va bien. Solemos creer que si somos felices o afortunados estamos haciendo daño a los otros. Solemos creer que nos va a querer más si estamos sufriendo. Da pánico ganar. DaSigue leyendo “¿Mereces más de la vida?”

¿Suerte o resultado el esfuerzo?

Las personas que rebosan de envidia suelen exclamar cuando observan tu bienestar: ¡pero que suerte tienes! atribuyéndole a la fortuna lo que sólo puede ser imputable al esfuerzo constante. Suerte es cuando la oportunidad y la preparación se encuentran. Suerte es saber reconocer los errores y disponerse a corregirlos. Suerte es ser humilde para admitirSigue leyendo “¿Suerte o resultado el esfuerzo?”

Bienestar

La felicidad consiste en momentos gratos. La tristeza son momentos dolorosos. Estos estados de ánimo y otros tantos son temporales. A veces ciertos estímulos del exterior nos transportan entre uno y otro y a veces ocurren debido a procesos internos. Pero el bienestar es algo diferente. Es algo más permanente, más sólido. El bienestar consisteSigue leyendo “Bienestar”

Ante las preocupaciones

Hay momentos en los que nos sentimos muy preocupados. Y con razón. Las circunstancias que no podemos controlar pueden ser motivo de angustia y si nos dejamos llevar suelen rebasarnos. Si permitimos que eso ocurra generaremos caos y destrucción. Ante la preocupación hay un solo remedio: la ocupación. De nada sirve imaginar escenarios  negativos, alimentarnosSigue leyendo “Ante las preocupaciones”

Orden y posibilidades

Mientras más orden tenemos en nuestras vidas se abren más posibilidades. El desorden nos bloquea, nos hace perder tiempo, nos limita, puede desesperarnos y nos sitúa en lugares emocionales poco productivos. El orden posibilita. Si no puedo encontrar un documento importante, si no tengo idea de mis deudas, si no he acudido a los exámenesSigue leyendo “Orden y posibilidades”