Sufrir para ser querido

¿Cuántas personas conoces que “sufren” o dicen que sufren para ser queridas? Esas que te narran sus sacrificios cómo: “me divorcié por ti querido hijo, para que tu padre no te dañara” o también: “me quedé con tu padre por ti, para no dejarte sin padre”… y así podemos seguir enumerando ejemplos de personas queSigue leyendo “Sufrir para ser querido”