Hijos que no se van: pájaros sin alas

Recibo con frecuencia cartas por correo electrónico en donde padres o madres me confían el problema al que se enfrentan cuando un hijo de 35, 40 o más años vive en casa de sus padres. Los motivos son diversos: no se ha casado, se casó y se divorció y así regresó incluso con uno oSigue leyendo “Hijos que no se van: pájaros sin alas”

¿Perdonar una infidelidad?

Pocas experiencias más dolorosas que vivir una infidelidad de tu pareja. Nos sentimos traicionados, humillados, maltratados, enojados y muy tristes. Una vez que se descubre hay un terremoto en nuestro interior. ¿Debemos perdonarla? Si tu pareja te lo ha confesado podemos pensar que es porque quiere seguir contigo. Si ha sido un buen esposo, novio,Sigue leyendo “¿Perdonar una infidelidad?”

Basureros emocionales

En una casa, cada día se genera basura: es inevitable. Si se tienen contenedores, trituradores, ceniceros, botes diversos o mejor aún una composta entonces hay modo de dejar ir y hasta convertir en algo positivo esa basura cotidiana que proviene de empaques, de cáscaras de frutas, de sobras de comida (espero que no desperdicies comida)Sigue leyendo “Basureros emocionales”

Envidia y destrucción

Todos sentimos envidia. No hay “de la buena” ni “de la mala”, se llama envidia  y ya. Y es un sentimiento de dolor y de enojo por no tener eso que el otro tiene: un coche, un hijo, una pareja, su belleza, su dinero, su talento. Y lo sentimos muchas veces al día. Duele porqueSigue leyendo “Envidia y destrucción”