Enfoca tu atención en lo bueno

Nuestro cerebro funciona como velcro para lo negativo y como teflón para lo positivo. A lo malo le damos vueltas, volvemos sobre ello, nos la pasamos rumiando. Pero para todo lo bueno solemos darlo por hecho, no lo agradecemos, se nos olvida registrarlo. Las cosas buenas de todos los días pueden parecer menores, pero noSigue leyendo “Enfoca tu atención en lo bueno”