Relaciones peligrosas

Relacionarse implica siempre un riesgo.

En muchas ocasiones nos acercamos a personas y entablamos relación con ellas abriendo las puertas de nuestro corazón sin tomar las debidas precauciones. Esto ocurre no solo en el plano amoroso o romántico sino también en las relaciones sociales, de amistad o de trabajo.

Ciertas personas que por soledad o necesidad se apresuran a acercarse al otro, a confiar, a platicar asuntos personales, a invitar a la propia casa al otro.

Los riesgos pueden ser muy altos: hay personas con malas intenciones, abusivas, mentirosas, peligrosas.

Si eres un venado y te relacionas con una víbora: te va a picar.

Si tienes hambre, aceptas cualquier cosa.

Mientras menos te conoces, y más necesitado estás, es más fácil relacionarse de manera peligrosa.

Acompáñame el martes 26 de marzo en El Péndulo, en Álvaro Obregón, CDMX, a las 7:30 pm, en donde profundizaré sobre este tema.